“Ángeles y Demonios” y la antimateria

Hace dos días, el 4 de julio del año 2012, la “Organización Europea para la Investigación Nuclear” (CERN), logró descubrir el bosón de Higgs también llamado la “partícula de Dios”, que es considerada por los físicos como la clave para entender la estructura fundamental de la materia y la que atribuye la masa a todas las demás, según la teoría llamada del “modelo estándar”.

Este reciente y maravilloso descubrimiento me llevó a buscar en mis post ya publicados aquel que habla de la producción de la antimateria y el libro “Ángeles y Demonios”, he aquí el escrito:

Hace dos días, el 17 de noviembre del año 2010, la “Organización Europea para la Investigación Nuclear” (CERN), logró producir por primera vez en la historia de la humanidad unas partículas de antimateria durante una décima de segundo.

En el libro “Ángeles y Demonios” del mismo autor de “El Código Da Vinci”, Dan Brown nos narra que el protagonista Robert Langdon, es requerido por la Guardia Suiza del Vaticano para detener a los Illuminati, quienes robaron antimateria del mismísimo CERN y quieren destruir a la Iglesia mediante la más mortífera arma que se haya creado hasta el día de hoy.

Esta vez escribiré algo sobre este magnífico libro pero también te platicaré acerca de la realidad de la antimateria.

En el libro, Langdon, acompañado de una joven científica y un audaz capitán de la Guardia Suiza, comienza una carrera contra reloj, en una búsqueda desesperada por los rincones más secretos del Vaticano. Aplica todos sus conocimientos para descifrar las claves ocultas que los Illuminati han dejado a través de los siglos en manuscritos y templos para vencer al despiadado asesino que siempre le lleva la delantera y así recuperar la antimateria.

Te lo recomiendo, tiene un desenlace maravilloso con sorpresas en cada capítulo; nos muestra la relación que existió entre la Iglesia y la comunidad científica y, además, las referencias al CERN, la hermandad de los Illuminati, obras de arte, tumbas, túneles y monumentos arquitectónicos de Roma, son reales así como su ubicación exacta. Por cierto, este libro también ya fue llevado al Cine.

Sobre la antimateria te puedo decir que es real, tan real que, como escribí al inicio de este post, hace dos días científicos lograron generar algunas partículas de ella durante una décima de segundo mediante un experimento denominado ALPHA. Generaron treinta y ocho átomos de antihidrógeno durante el tiempo suficiente para estudiarlos, abriendo así la puerta a la comprensión de las diferencias entre la materia y la antimateria.

La materia y la antimateria son idénticas excepto porque tienen carga eléctrica opuesta y se aniquilan cuando se encuentran.

El hidrógeno es el elemento químico más abundante y más ligero que contiene, por lo tanto, el átomo más simple (con un protón y un electrón), y por eso, el antihidrógeno es el tipo de antimateria más fácil de producir en el laboratorio. En el experimento ALPHA, en un espacio al vacío se crearon átomos de antihidrógeno (con un antiprotón y un positrón) y se logró, gracias a un potente sistema de campos magnéticos, que no se encontraran con los átomos de hidrógeno durante una décima de segundo para que no se aniquilaran.

Pero ¿qué usos puede tener la antimateria?

El primer uso es como combustible, puede ser tan potente que con sólo 250 gramos de antimateria se podría llegar a Marte en 1 día y a la Luna en 8 minutos.

También se usaría para producir energía ya que es la fuente de energía más poderosa conocida por el hombre. Libera una energía de una eficacia del cien por ciento (la fisión nuclear posee una eficacia del uno y medio por ciento). La antimateria no genera contaminación ni radiación, y una gota podría proporcionar energía eléctrica a toda la ciudad de Nueva York durante un día.

En un futuro es posible que esto ayude a crear las primeras naves espaciales que se impulsen por el choque de partículas de materia con su anti-materia correspondiente dando lugar a velocidades de un nivel C, de la ecuación E=mc2, muy elevado… incluso podríamos soñar con otro tipo de aplicaciones muy en el terreno de la ciencia ficción.

Sin embargo, como lo puedes ver en el libro “Ángeles y Demonios”, el peor uso que se le podría dar es el de armamento. Este proceso de aniquilación materia-antimateria podría ser empleado como el explosivo más potente que pueda imaginarse. Un gramo de antimateria al unirse con un gramo de materia produciría una energía capaz de lanzar un millón de toneladas de material a casi 20,000 metros de altura. O lo que es lo mismo, la potencia de la bomba que fue lanzada sobre Hiroshima.

Related Posts with Thumbnails

Deje su Comentario

Potenciado por Soluciones Network Inc | Free Ringtones for Tmobile | Thanks to Logo Ontwerp, MMORPG List and Commission Blueprint 2.0