Risoterapia y salud

¿Sabías que la risa es una conducta emocional que puede sanarte de enfermedades físicas pero también del espíritu? ¿Sabes qué son las endorfinas?

El ser humano es el único ser de la creación capaz de reírse. Al principio los niños, cuando son bebés, utilizan la sonrisa como forma de comunicación.

Según vamos creciendo sonreímos cada vez menos: mientras los niños lo hacen 300 veces al día, los ancianos sonríen menos de 80 veces. Incluso, algunas personas no sonríen nunca.

Sin embargo, reír o simplemente sonreír, hace que tu organismo entre en un estado de bienestar que trae como consecuencia salud a tu ser, esto ha sido probado científicamente.

En 1971, Hunter “Patch” Adams, fundó el instituto Gesundheit, lugar donde promueve la risa para sanar a enfermos de diferentes padecimientos. Patch Adams es el inventor de la “risoterapia” con fines médicos y terapéuticos, y es el responsable de la inclusión de ésta en la medicina moderna (seguro recuerdas la película que fue realizada inspirada en su vida).

Como ves es importante y saludable fomentar la risa y el buen humor entre todas las personas. Reír puede cambiar la química de la sangre, así como proteger al organismo contra la enfermedad y la depresión.

Sonreír reduce la producción de hormonas que causan el estrés; mejora el sistema inmunológico ya que induce una elevación de la actividad de los linfocitos NK y participa en la regulación y los cambios en la citosina, una proteína que interviene en las funciones celulares, así como en las respuestas inmunológicas de nuestro organismo.

También ayuda a frenar las enfermedades cardiacas, rebaja la presión de la sangre, y ayuda a incrementar la absorción de oxígeno en ésta; además puede prevenir el dolor o nos puede ayudar a vivir con él.

Más aún, relaja los músculos tensos; ayuda a quemar calorías puesto que movilizamos unos 400 músculos del cuerpo; una carcajada bien sonora, moviliza más la energía en el cuerpo que una serie de intensas actividades deportivas o aeróbicas.

Reír disminuye la secreción de cortisona y de epinefrina, una hormona que es segregada en situaciones de alerta por las glándulas suprarrenales. Ambas sensaciones positivas generan efectos sorprendentes en el sistema neuroendocrino.

Por otro lado, proporciona sentimientos de alegría y favorece las experiencias innovadoras; gran parte de los sufrimientos que experimentamos no son consecuencia directa de los problemas, sino de nuestra forma de afrontarlos. La risa tiene valor como recurso terapéutico, incluso aunque no cambie las cosas de forma permanente.

Sonreír es una cualidad que te permite afrontar las condiciones adversas de la vida. El sentido del humor es una capacidad natural de la especie humana que hace la vida más rica, placentera y deseable.

Si leíste “El secreto” debes recordar la maravillosa historia de Cathy Goodman a la que habían diagnosticado cáncer de mama; además de creer firmemente en su curación y dar gracias por ella, una de las cosas que hizo para sanar fue ver películas cómicas. Textualmente dice: “Todo lo que hacíamos era reír y reír. No podía permitir ningún estrés en mi vida porque sabía que ésa era una de las peores cosas que te pueden pasar mientras estás intentando curarte. Desde el diagnóstico hasta la curación transcurrieron aproximadamente tres meses. No me sometí ni a quimioterapia ni a radiación.”

Lo que sucede en nuestro cuerpo cuando reímos es que se genera, por el movimiento muscular, un estímulo eléctrico sobre los filetes nerviosos que inervan los músculos que intervienen; entonces, los nervios sensitivos (que son los que vuelven hacia el cerebro) llevan este impulso hasta el centro del sistema límbico, donde es bien recibido por la glándula pituitaria o hipófisis; cuando la pituitaria recibe el impulso o estímulo generado
por nuestra sonrisa reacciona liberando unos neurotransmisores que actúan interactivamente con las hormonas, llamados “endorfinas” las que, además de ser el analgésico natural de nuestro cuerpo, producen al ser liberadas, una sensación de bienestar generalizado.

¿Cómo ves? Pues entonces a sonreír continuamente y a reír a carcajadas si es posible.

Por cierto, Patch Adams participó en el año 2004 en el Congreso Mundial de Estudiantes de Medicina en Ixtapa Zihuatanejo y en 2007 en Cancún Quintana Roo. Además, la Escuela de Medicina del Tecnológico de Monterrey (EMIS) tuvo la oportunidad de contar con su presencia como conferencista especial durante el pasado congreso para estudiantes “Salud Global 2010” en Monterrey; y el próximo 21 octubre de 2011 visitará nuevamente México invitado por la Fundación Foro Mundial de Universitarios.

Related Posts with Thumbnails

3 Comentarios para “Risoterapia y salud”

  1. Muy Bueno este articulo, te felicito.
    Yo sabia que la risa era buena para nuestro cuerpo, pero no hasta esos limites, muchas gracias por la recomendación.
    A y por cierto la pelicula de Patch Adams,la he visto y se la recomiendo a todo el mundo.
    Un Saludo

    [Reply]

  2. José Mejía dice:

    Me gustó mucho tu artículo. Seguiré más frecuentemente tu página. En cuanto al tema, recomiendo películas de Will Ferrel por su tipo de humor muy básico, “Semipro” es una buena película. No he visto la de “Patch Adams” pero es que Robin Williams me da cosa

    [Reply]

    Martin Reply:

    Gracias mi buen Luter.

    [Reply]

Deje su Comentario

Potenciado por Soluciones Network Inc | Free Ringtones for Tmobile | Thanks to Logo Ontwerp, MMORPG List and Commission Blueprint 2.0